Entradas

Microchip en perros: todo lo que debes saber

El microchip en perros es un pequeño elemento que permite tener identificado al animal en todo momento y tener acceso a su historial médico, entre otras cosas. Te contamos aquí todo lo que debes saber sobre los microchips.

¿Qué es el microchip para perros?

El microchip consiste en un sistema electrónico de identificación de animales que está formado por el propio microchip y por una cápsula que lo cubre. El tamaño de este elemento es el de un grano de arroz.

Está compuesto por un código único asociado al perro que lo lleva y será el que tenga siempre a lo largo de su vida. Así, si el perro cambia de dueño o nos mudamos de ciudad e incluso de país, no será necesario cambiar el chip: bastará acudir a un veterinario para que este actualice los datos.

farmacia veterinaria almeria

¿Es obligatorio el microchip en perros?

La obligatoriedad del microchip en perros depende de la comunidad autónoma e incluso de las circunstancias del perro. Por ejemplo, si el animal va a viajar al extranjero, entonces sí es obligatorio que lo tenga.

De cualquier forma, aunque haya comunidades en las que no sea obligatorio, siempre es recomendable ponerlo.

¿Cuándo debe colocarse?

Este microchip suele colocarse cuando el perro tiene entre mes o mes y media, y es el veterinario el encargado de implantarlo. Cabe destacar que es una implantación rápida, económica y que, además, al animal no le duele nada.

Ventajas de los microchips en perros

El implante de un microchip ofrece diversas ventajas, tanto para los animales como para los propios dueños:

  • El animal estará identificado en todo momento. Se incluyen los datos del perro, así como los datos de los dueños.
  • Es el reconocimiento legal de los dueños y titulares de la mascota. Los datos no podrán ser falseados.
  • Si el perro se pierde, los veterinarios, protectoras o autoridades que lo encuentren podrán acceder a los datos de los dueños a través de un lector.
  • Ayuda a luchar contra los abandonos, ya que, si se identifica al dueño por abandono o maltrato, se le castiga con sanciones.
  • Permite tener un control de la vacunación.
  • Sirve para realizar un censo de mascotas.

ventajas-microchips-perros

Con todo ello, queda clara la importancia de implantar el microchip en perros. Así, tras la primera visita al veterinario, este será el encargado de aconsejar cuándo es el mejor momento para hacerlo.

Una vez llegado el momento, se le deberán ofrecer todos los datos relacionados con el animal y con los dueños, siendo estos lo más completos y exactos posibles, para que el veterinario los incluya en el microchip y proceda a implantarlo. A partir de ese momento, el perro quedará debidamente identificado durante toda su vida, tan solo siendo necesario actualizar los datos si la ocasión lo requiriese.

El microchip en perros es, por tanto, un elemento muy sencillo, pero que es verdaderamente útil para cuidar y proteger al animal.